FANDOM


Hola, yo soy Alexia y les voy a contar como fue mi viaje en Sinnoh.

Capítulo 001: El comienzo de la aventuraEditar

Todo comenzó una mañana en Pueblo Hojas Gemelas, yo dormía cómodamente en mi cama. Mi cuarto lucía bastante en orden, pero así no era. Las cosas estaban guardadas en todos lados, muy desordenadas. Varios pokémon de peluche estaban esparcidos por todo el lugar, como almohadones. Yo estaba durmiendo no tan cómoda realmente. Tenía mis brazos y piernas destapados, y un brazo y una pierna colgando de la cama. Me moví un poco y me acosté boca arriba abrazando mi almohada. Entonces, mi peor pesadilla ocurrió: el despertador sonó. Odio tanto ese despertador, pero lo perdono por tener forma de Pachirisu shiny. El ruidito es gracioso a veces, es un Pachirisu usando Descarga: "Chipaaaaaa!!!" Aunque bastante fuerte. Cuando me desperté, estaba en camisón y sentí algo de frío. Corrí al baño porque estaba descalza, luego de bañarme, me vestí con la ropa que tenía preparada para el viaje. Mi falda rosa con mi blusa violeta oscura, tenis negros con rosa y calzas negras. Me puse mi poké watch que me habían regalado el día anterior (mi cumpleaños número 13), de color indefinido. Según mi hermanita Marina es violeta, pero es algo parecido al púrpura. Mi pulsera de la suerte de dijes de corazones plateados y mi gorra negra. Bajé a desayunar aunque no tenía hambre. Estaba algo nerviosa por el viaje y por saber si el profesor accedería a darme mi primer pokémon, al tener 13 años y nunca haber entrenado uno. La pequeña Marinita estaba en la mesa con mamá. Me senté y no dije nada, las dos me miraron extrañadas.

¿Qué? ¿Tengo algo en la cara? ¿Estoy despeinada? -pregunté, ya que me miraban con cara rara- ¡No! ¡Se me corrió el delineador y lo tengo todo esparcido en la cara!

No, no. -me tranquilizó mamá- Es que estás muy callada y pensamos que estarías emocionada por este día, ayer lo parecías.

: Ah, si. Bueno, es que la verdad estoy un poco nerviosa. Y no sé si el profesor me dará mi pokémon.

Ya, Alex. -Marina siempre me ha dado ánimos- Sabes, yo también estaba nerviosa en mi primer día, pero piensa, si te pones nerviosa te da estrés y envejeces más rápido.

Ay, Dios. -ella puede pasarse a veces- Mari, no voy a envejecer con trece años. Pero gracias por tratar de animarme, je je.

Por nada.

Seguí comiendo durante unos minutos, luego me paré a tomar mi mochila. Suspiré fuerte, cerré los ojos y salí de la casa. Mamá se despidió de mi y de Marina, que me acompañaría hasta el laboratorio y después tomaría un ferry a Johto. Durante el camino, Marina me contó de lo genial que es tener un pokémon y ver como se fortalece. Además de que tienes un amigo más. Le dije que no le veía la gran cosa a eso y que lo hacía para no decepcionar a mamá, ya que ella quería que siguiera sus pasos. Marina se sintió extrañada pero me dijo: "Ya vas a ver, cuando tengas a ese pokémon vas a cambiar de parecer". Yo sólo sonreí y seguimos caminando. Cuando llegamos al laboratorio, el Profesor Rowan nos recibió y me mostró a los tres pokémon iniciales. Mi primer miedo se desvaneció, el de que él no quisiera darme un pokémon. Cuando vi a esas tres cositas, me enternecí tanto. Pero cuando me fijé en la carita de Piplup, quede hipnotizada. Ahí supe que Piplup era el pokémon perfecto para mi y que sería un gran compañero y amigo.

Quiero a Piplup. -dije yo, no fue tan difícil-

Muy bien, entonces toma tu pokédex que sirve para tomar datos de los pokémon que encuentres en tu viaje. Y también 6 pokébolas.

Gracias, ¿nos vamos, Piplup?

¡Piplup! -el pingüinito sonrió feliz y entró a su pokébola-

Bien, gracias, profesor. Vamos, Mar.

Por nada, adiós.

Nos despedimos del profesor y después de caminar un poco más, me despedí de Marina. Ella siguió hasta el puerto, allí tomaba un ferry que la llevaría a Johto. Seguí por el bosque y me pareció perderme. Los árboles tapaban el camino y apenas llegaba algo de luz. Saqué a Piplup para que me hiciera compañía. Cuando caminábamos, se me cruzó por la mente la idea de atrapar un pokémon y decidí buscar uno. Con Piplup vimos por todos lados del bosque aunque estaba bastante oscuro. Después de un rato de buscar, encontramos a Chimchar. Pensé que sería fácil atraparlo ya que teníamos ventaja. Pero no fue así. Primero le ordené a Piplup usar Rayo Burbujas, lo que creí, dañaría a Chimchar. Este excavó y se escondió. Luego, quemó a Piplup con Lanzallamas antes de que yo pudiera ordenarle hacer algo. Finalmente, se fue corriendo.

Aii, Piplup, ¿estás bien?

¡Piplup! -Piplup parecía no darse por vencido, ya que se levantó y se fue corriendo-

Piplup aguarda, no vas a poder alcanzar a Chimchar.

Yo salí corriendo tras él. Pero al parecer, lo que quería no era enfrentarse a Chimchar, sino que había visto otro pokémon. Un lindo Pachirisu que se perseguía la cola.

Pachirisu persiguiéndose la cola.png

¡¡Piplup!! ¡¡Piplup!! -me gritó señalando al Pachirisu-

Aii, que ternura. Vamos a intentar atraparlo. Usa Picotazo.

¡¡Piplup!!

Archivo:Picotazo piplup.png

Piplup atacó a Pachirisu y dio en el blanco.

¡Si! Ahora usa Rayo Burbujas.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar